Abogadas y psicólogas, primer filtro de atención a mujeres que viven violencia.

5

17 de abril de 2016

Instrucciones precisas giró la titular del Instituto Hidalguense de las Mujeres, a las 34 abogadas, 34 psicólogas y 23 trabajadoras sociales, que atienden a mujeres en situación de violencia en los 40 Módulos de Atención Especializada distribuidos en el estado, a fin de que realicen un acompañamiento activo a las usuarias, y que éstas se beneficien de los avances jurídicos para la protección de sus derechos.

Actualizarlas en conocimientos y reforzar su actitud de servicio, fue el objetivo de la reunión presidida por el IHM, donde fueron capacitadas sobre el protocolo a seguir para que las mujeres, sus hijas e hijos que viven una situación extrema de violencia, ingresen a un albergue.

María Concepción Hernández Aragón, directora general de la dependencia, les instruyó documentarse a fondo de todo el andamiaje jurídico en favor de las mujeres, para darles un acompañamiento activo y exigir con argumentos legales, el respeto a sus derechos.

Asimismo, actualizarse sobre la nueva normatividad que rige al Instituto, luego de la entrada en vigor en enero de este año, de la Ley del IHM, además de los programas que ofrece, a fin de tener herramientas para una orientación eficaz que permita a las usuarias de los municipios, no sólo poner a salvo su integridad, sino además empoderarse para superar su situación de violencia.

Por su parte, Reyna Escudero Sánchez, directora del refugio En Familia Rompamos el Silencio A.C., explicó que éste es un espacio confidencial, seguro, temporal y gratuito, donde se ofrecen servicios especializados y atención integral desde la perspectiva de género y derechos humanos, a mujeres, sus hijas e hijos, que viven violencia extrema, para que puedan recuperarse.

El refugio, que lleva 11 años de servicio, trabaja a través de convenios con diferentes instituciones, como el Instituto y la Unidad Especializada para la Prevención y Atención de la Violencia Familiar y Sexual (UEPAVFS), la cual funciona como Centro de Atención Externa al Refugio (CAER), es decir es la puerta de entrada al refugio, por lo que personal de esta instancia también detalló el procedimiento a seguir para la correcta valoración y canalización de las usuarias.

Nora Elena Sosa Bermúdez, titular de la UEPAVFS, destacó que la unidad se encarga de identificar si la usuaria vive violencia extrema, evaluar los riesgos, y tomar las medidas de seguridad pertinentes para ellas, como el ingreso al refugio, mismo que debe ser totalmente voluntario.

Todo lo anterior, refuerza el trabajo de las abogadas, psicólogas y trabajadoras sociales de los Módulos de Atención Especializada, en virtud de que son el primer filtro para la adecuada atención a este sector de la población, y también fortalece el trabajo de las otras instituciones, al tener colaboración estrecha y así garantizar atención eficaz para las hidalguenses.

1