Trabajo Social, Asesoría Jurídica y Psicológica

JUSTIFICACIÓN

La violencia contra las mujeres se entiende como “cualquier acción o conducta basada en su género, que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer, tanto en el ámbito público como en el privado”. Concibe el sometimiento de la mujer en todos los aspectos de su vida; afecta su libertad, dignidad, seguridad e integridad física, psíquica y moral.

La violencia contra las mujeres puede ser física, sexual, psicológica, económica y patrimonial; o también traducirse en discriminación, hostigamiento, acoso y abuso, teniendo lugar ya sea en la esfera privada o pública; es decir, no sólo se considera cuando ocurre en el contexto de la vida en pareja, sino también cuando acontece en el ámbito: familiar, comunitario, docente, laboral, institucional y la violencia feminicida, que en la realidad tiene un alto grado de invisibilización y tolerancia, producto de situaciones culturales y relaciones asimétricas de poder.

La violencia constituye una violación a los derechos humanos de las mujeres, situación que compromete a los Estados Parte de la Organización de Naciones Unidas (OEA) -entre ellos a México-, a erradicarla, al haber firmado y ratificado convenios internacionales en el tema, entre los que destacan la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres (CEDAW), y la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Convención Belém do Pará).

Con las reformas al artículo 1o Constitucional de junio de 2011, el Estado Mexicano reconoce al Sistema de Derechos Humanos de Naciones Unidas y otorga especial importancia a los tratados internacionales en esta materia, favoreciendo en todo tiempo la protección más amplia para las personas.

Este reconocimiento se plasma en el marco jurídico nacional y estatal que establece la coordinación entre la federación, estados y municipios para garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, estableciendo como uno de los ejes rectores la igualdad jurídica entre la mujer y el hombre.

OBJETIVO DE LA ASESORÍA JURÍDICA

Brindar orientación y asesoría jurídica, de manera gratuita, y desde la perspectiva de género, a mujeres principalmente, en cualquier rama del derecho, procurando el conocimiento y el ejercicio de sus derechos, así como su acceso a la justicia.

OBJETIVO DE LA ASESORÍA PSICOLÓGICA

Brindar asesoría, consultoría y terapia psicológica, de manera gratuita, a mujeres, sus hijas e hijos menores de edad, que viven violencia, a efecto de procurar preservar y restaurar su salud mental, contribuyendo al proceso de construcción de su ciudadanía.

A QUIÉN VA DIRIGIDO

Mujeres que viven violencia y, en su caso, hijas e hijos menores de edad.

REQUISITOS:

Para atención jurídica, se requiere:

  • Ser mujer
  • Copia de la CURP
  • Credencial para votar
  • Registro Federal de Contribuyentes
  • Comprobante de domicilio actualizado
  • Documentos base de la acción, necesarios de acuerdo al trámite (acta de nacimiento, acta de matrimonio, Etc., según el caso).
  • En caso de ya existir un procedimiento iniciado, presentar copias simples del expediente.

Para atención psicológica, se requiere:

  • Ser mujer (así como sus hijas e hijos menores de edad)
  • Copia de la CURP
  • Credencial para votar
  • Registro Federal de Contribuyentes
  • Comprobante de domicilio actualizado
  • Actas de nacimiento de sus hijas e hijos menores de edad.

Acudir con estos documentos a los módulos de atención especializada ubicados en los municipios o directamente al Instituto Hidalguense de las Mujeres, Parque Hidalgo No. 103, Col Centro, Pachuca de Soto, Hidalgo.

Horario de Atención:

lunes a viernes: 8:30 a 16:30 hrs.

 

Ver ubicación de los Módulos de Atención Jurídica y Psicológica

Ver ubicación de los Centros de Desarrollo para Mujeres

Ver ubicación de las Instancias Municipales para el Desarrollo de las Mujeres

Todos los servicios que se brindan son gratuitos.